Tips de Jardinerías

TREILLAGES

Los primeros antecedentes que se tiene de los treillages es el que se usaban en la Edad Media, en los países mediterráneos para sostener las viñas.

El gran arquitecto y paisajista francés Le Notre (1613-1700) captó en un viaje a Italia, el sentido decorativo de estas armazones. Él introduce el treillage en Versalles y le concede sus títulos de nobleza.

Inicialmente sirven para estructurar los nuevos jardines del rey, sirven más tarde para construir las famosas fábricas, que eran los elementos decorativos del jardín, de los lugares de placer y de la organización de las fiestas.

La mayoría de los triellages son usados para trepar las plantas. Esta forma de empalizada tiene la ventaja de ser decorativa hasta en invierno, cuando no hay hojas. Sirve para disimular un muro antiestético o dar importancia a uno sin gracia.

Algunos se usan como cierre, delimitar espacios o para cortar vistas. También se pueden usar en decoración interior. Según el diseño, pueden servir para engañar visualmente un espacio cerrado (trompe l´oeil).

El mejor material para estas estructuras es la madera. Puede ser pintada, lo que garantiza una mayor duración. Aunque existen en el mercado una gran variedad de plástico y de metal. A los de madera conviene tratarlos con un funguicida y antiparásitos. También existen treillages pleglabes (biombos) que se adaptan mejor a los requerimientos de espacio.

El color será en función de los gustos personales, pero hay que tener en cuenta el color circundante como los muros, mobiliario y sobre todo las plantas que lo acompañaran. Tenga en cuenta el diseño y forma del jardín antes de poner un treillage para crear un conjunto armonioso. Todo es cuestión de ojo y buen gusto. Evite recargar una fachada o un muro. Si se dejan algunos espacios en blanco, el conjunto es más liviano y armonioso.

pergola

 

En la medida de lo posible, trate de equilibrar las grandes líneas con los elementos ya existentes, como la altura de las ventanas o las líneas dominantes de la fachada y el diseño. Trate de no poner la madera en contacto directo con el suelo para evitar problemas con la humedad. Si el treillage tiene una función decorativa no es conveniente taparlo con plantas vigorosas y de hojas grandes.

En el caso de poner trepadoras, evite poner plantas que con el tiempo desarrollarán troncos muy gruesos, ya que terminarán rompiendo la estructura, por ejemplo la pluma y la ampelopsis.

Elija más bien, plantas de follaje fino y delicado como clemátides o rosas trepadoras. Tenga en cuenta también la exposición de sol y luz para un buen desarrollo de ellas. Las plantas del treillage, pueden estar plantadas directamente en el suelo o en macetas. Esto último da la ventaja de un mejor manejo y combinación de las plantas. Puede obtener excelentes resultados si cubre la estructura con una combinación de trepadoras que puedan ofrecerle floración o follaje atractivo durante todo el año.

 

Trepadoras recomendadas para treillages a pleno sol:

Lonicera
Clematides
Bignonias Ipomea (suspiro)
Jazmines
Pasiflora
Rosales trepadores
Solanun jazminoide
Thumbergia grandiflora
Jazmín helice
Flor de la pluma
Hedera ( hiedra)
Cissus
Ampelopsis
Clepia – Hoya carnosa
Bouganvillea
Copihue
Cantua
Clarines
Inga fulgens
Cuarta de noche
Plumbago