Primavera

LOS COLORES EN EL JARDÍN

La correcta combinación de los colores, es uno de los mejores secretos para tener un lindo jardín. La belleza de un jardín no solo se determina en los colores de las plantas y flores, sino en la correcta combinación de los mismos.

Los buenos resultados se consiguen considerando las principales combinaciones básicas. Los tonos monocromáticos, que como lo indica su nombre, es la combinación de los diferentes matices de un mismo color.

Por ejemplo los tonos verdes o grises. Al elegir esta característica, se otorga cierta tranquilidad y calma al jardín. Para obtener efectos más vivídos o brillantes, se combinan colores afines o análogos, es decir, colores que estén cerca en el círculo cromático, por ejemplo, naranja y amarillo.

Combinando colores opuestos del círculo cromático, se logra un gran impacto visual, por ejemplo, el color azul y el rojo o amarillo y violeta. De esta forma se logra un jardín con predominio de los colores complementarios.

El poli cromatismo consiste en el uso de todos los colores de la paleta. Al hacer estos jardines, hay que tener cuidado de hacer un buen planteamiento para que no parezca caótico. Este tipo de jardín funciona bien cuando se hacen en grandes espacios.

Siempre el uso del color, dependerá del gusto de cada persona y en caso de tener un gran espacio, se puede hacer una combinación de todos ellos en diferentes áreas. Es importante recordar, que los diferentes tonos modifican la atmósfera de un jardín. Por ejemplo, para crear ambientes cálidos y vivos prefiera los colores amarillo, rojo y naranja, por el contrario el color azul, verde y violeta son colores fríos y relajantes que dan una sensación de frescor, amplitud y tranquilidad atmósfera.

 

colores