La planta de la piña es muy elegante, con largas hojas que se arquean hacia afuera a partir del centro.

Es muy fácil de obtener a partir de la corona con brotes de una piña fresca, aunque algunas de ellas se niegan a echar raíces.

Corte la rodaja superior del fruto, dejando unos dos o tres centímetros del mismo. Recorte la pulpa hasta llegar a la parte dura y fibrosa del centro. Déjela en seco durante dos o tres días, esto ayuda a evitar la podredumbre. Quite las hojas inferiores y plante la piña en mezcla de cultivo arenosa húmeda en un tiesto de 12 cm aprox.

Si fuera necesaria, sujetarla con palos y mantenerla en un sitio iluminado y temperatura como mínimo de 18 C en la noche.

No debe mantener la tierra demasiado mojada, sino regar regularmente con un pulverizador.

Regarla y nutrirla regularmente y podrá ser tratada c

Como otra cualquiera planta casera.

 

pinaenmaceta