La variedad de colores de las flores es fruto de una larga selección. Desde hace mucho tiempo el ser humano selecciona plantas de flor con el fin de cultivar colores más vivos y más variados. 

Flores blancas 

Cada planta en teoría puede producir flores blancas, con la condición de tener pigmentos de ese color. Pero el blanco que nos parece más puro contiene una pizca de azul, un rasgo que nos parece raro en la naturaleza. 

Flores amarillas y naranjas 

El amarillo atrae a los polinizadores  (que lo perciben de color blanco). Se pueden encontrar casi todos los matices. Como el amarillo, el naranja también es bastante frecuente en la naturaleza. 

Flores rojas y rosas 

Los diferentes tonos de rojo se encuentran mucho en las plantas, siendo más intenso su color cuando se mezclan con un poco de naranja. 

En cuanto al rosa, no proviene de la mezcla de rojo y blanco sino de un único pigmento. La mezcla de rojo y rosa en una flor le da el color fucsia, como en el caso de la “Fucsia o pendientes de la Reina“, pero no es una combinación muy frecuente. 

Flores azules y lilas 

El azul no atrae a los polinizadores porque no lo distinguen. Hay pocas flores de color azul. Las Adormideras del Himalaya (Meconopsis)  son famosas por sus flores de color azul cielo. El azul muy oscuro se encuentra solo en algunas plantas, como Salvia discolor. 

Flores lilas 

El color lila es tan poco frecuente como el azul. El lila más intenso es fruto de un azul mezclado con rosa. Los tonos lilas más vivos se limitan a las plantas conocidas por la intensidad de sus colores azulados: salvias, iris, delfinios 

Las flores negras, un caso aparte 

La flor negra no existe en el reino vegetal.  Sin embargo se ha intentado seleccionar flores cuyo color se parecía. Estas variedades tienen flores púrpuras tan oscuras que parecen negras. Dentro de las flores casi negras las variedades más oscuras son: rosa “Black Baccara, Viola “Molly Sanderson, o tulipán “Queen of Night“. 

Poco verde en las flores 

Las plantas con flores verdes no son frecuentes en la naturaleza, porque los insectos polinizadores las confundirían con el verde de las hojas de alrededor. La flor verde más cultivada en el trópico es la Vainilla. Las variedades más frecuentes son: el tulipán verde mezclado con blanco (“Spring Green”), la pequeña rosa verde (Rosa chinensis “Vridiflora) y el aurum verde y blanco (Zantedeschia “Green Goddess”). 

 

Fuente: La pipa del indio.