• Luz y posición: Coloque la planta en lugares con buena iluminación, no sol directo.
  • Temperatura: La temperatura debe estar entre los 13 y 18 grados centígrados
  • Riego: Debe tener riego frecuente en epoca de crecimiento. Rociar la planta ocasionalmente
  • Abonado: Abonar frecuentemente en verano.
  • Cuidado estacional: Sensibles a cambios de temperaturas. Se deberá regar y abonar en verano frecuentemente
  • Tierra: Cambiar el sustrato solo cuando las raices comiencen a salir por los orificios del drenaje.

 

 

 

Fuente: Arte y Jardinería.